12 febrero 2010

La FP de grado medio dará acceso a un Bachillerato de un solo curso

El camino clásico, de Educación secundaria obligatoria (ESO) a la Formación Profesional o al Bachillerato y la Universidad, se ha visto flexibilizado con una una reforma de la FP anunciada hace más de un año y el proyecto de Ley de Economía Sostenible del Gobierno.


Se trata, por ejemplo, de que se podrá acceder a la FP de grado medio sin el título de ESO, pero habiendo aprobado un programa de cualificación profesional inicial.

Estos programas (la nueva garantía social) son la alternativa para los chavales de 15 y 16 años que, después de repetir, no son capaces de aprobar el título obligatorio por el camino habitual. En ellos, se aprenden los rudimentos básicos de un oficio mientras se avanza en habilidades básicas. Este año hay 70.000 alumnos matriculados en estos programas.

Ésta sería una vía fundamental para intentar reducir la fatídica estadística que atenaza la educación española: ese 30% de jóvenes que deja de estudiar después de la ESO. Pero el camino de las pasarelas no termina ahí. Los titulados en formación profesional de grado medio podrán acceder al grado superior (previo curso puente o examen de acceso), pero a partir de ahora también podrán sacarse el título de bachillerato en un solo curso (en la vía normal el Bachillerato tiene dos cursos). Tendrían que superar "un curso de un año de duración de profundización en competencias clave y formación tecnológica basadas en los objetivos generales del Bachillerato", dice el texto de la norma. Unas 74.000 personas se titulan al año en FP de grado medio.

Además, los titulados de FP de grado superior, que ya podían empezar una carrera universitaria sin hacer Selectividad, tendrán reconocido por ley que, "al menos, podrán convalidarse 30 créditos ECTS" (equivalente a medio curso), si la carrera está relacionada con el título de FP que se estudió. Por ejemplo, si un técnico superior en realización de audiovisuales y espectáculos se matricula en comunicación audiovisual, se le podrá convalidar al menos ese medio curso y, si en la carrera hay que hacer prácticas externas en empresas, también podrán serle convalidadas por las que ya hizo en la FP.

El proyecto de ley también empieza a hacer realidad la conexión entre la de la FP reglada con la formación para el empleo (la que ofrece el Ministerio de Trabajo, muchas veces a través de sindicatos y empresas, como formación continua o para desempleados). Así, los institutos públicos y concertados de FP podrán ofrecer también esa formación para el empleo.

Asimismo, las empresas privadas podrán participar en "la construcción y adquisición de instalaciones y equipamientos destinados a los centros públicos" de Formación Profesional mediante acuerdos con las comunidades. Los acuerdos, continúa el texto, "podrán contemplar la utilización compartida de las instalaciones y el equipamiento para fines docentes y empresariales".

No hay comentarios: