24 abril 2010

Impulso y mayor flexibilidad en la Formación Profesional

La Formación Profesional adquiere entidad propia en el nuevo modelo educativo.

Educación pretende establecer convalidaciones recíprocas entre las materias de Bachillerato y los módulos de ciclos de formación profesional, con el objetivo de que el alumnado que cambie de opción formativa pueda convalidar finalmente las materias aprobadas para no repetirlas.
Se pretende, con ello, conseguir más flexibilidad pero también nuevas opciones que eviten el abandono escolar o que los alumnos se queden solo al nivel de Graduado en ESO. Para ello, el ministro propone nuevos títulos de FP, pero también mayor cooperación con las empresas, administraciones e interlocutores sociales a fin de mejorar la formación y, además, desarrollar conjuntamente proyectos de innovación.
Para quienes finalicen la Formación Profesional de Grado Medio o la Superior, la propuesta aboga por ofertar cursos de especialización o por firmar convenios de colaboración con las enseñanzas superiores, "creando entornos de formación superior, vinculados a las necesidades de la economía local". Estas medidas se podrían llevar en la Ley de Economía Sostenible.

No hay comentarios: